jueves, 25 de agosto de 2016

Satélite Túpac Katari cubrió el 13% de su inversión en 2 años


8

A casi tres años de su lanzamiento y a dos años y cuatro meses de haber iniciado operaciones comerciales, el satélite Túpac Katari recuperó el 13,6 por ciento de los casi 300 millones de dólares invertidos en su construcción.

En cuanto a los servicios para los ciudadanos, la Agencia Boliviana Espacial (ABE) informa que la cobertura es casi total, pero que son los ciudadanos interesados y empresas clientes los que deben conectarse a través de una antena satelital para el caso de Internet, y un kit específico para la TV satelital.

En marzo de 2014, a tres meses del lanzamiento, el presidente de la ABE, Iván Zambrana, calculaba 14 años para recuperar la inversión que el Estado realizó en el satélite. Actualmente, se prevé generar una facturación anual superior a los 35 millones de dólares y una recaudación de 500 millones en 15 años.

Asimismo, la capacidad del satélite se halla a la fecha en 70 por ciento, y según Zambrana (mediante cuestionario respondido a este medio), se podría “colmar” la capacidad a fines del próximo año.

En más de dos años de operación comercial, el satélite facturó alrededor de 41 millones de dólares. “Los primeros meses la facturación empezó con cantidades más bien modestas y fue creciendo hasta superar los 2,15 millones de dólares en julio. Los montos mensuales de facturación seguirán creciendo hasta que se colme la capacidad del satélite”, explica Zambrana.

En 2015, la facturación llegó a 19 millones de dólares, lo que representa el 271 por ciento más de lo generado en 2014 cuando se registraron 7 millones. Este año se prevé superar los 25 millones. Zambrana asegura que “se están cumpliendo las previsiones financieras cuando se formuló el proyecto”.

Actualmente, el Túpac Katari cuenta con 27 clientes directos y una cifra no precisada de indirectos. Uno de los principales clientes es la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) que ocupa el 58 por ciento de la capacidad del satélite, según nota de prensa difundida por la compañía telefónica.

A principios de 2015, Viva contaba con 130 estaciones conectadas al satélite y Tigo gestionaba la compra de servicios.

Servicios

Aunque el satélite fue lanzado en 2013, el país aún no accede a cobertura total de telefonía móvil. Esa “es una meta aún lejana en todos los países del mundo; salvo rarísimas excepciones de países muy pequeños, con la tecnología actual, siempre van a existir áreas sin servicio, en zonas deshabitadas o poco habitadas, donde su disponibilidad no tiene sentido desde el punto de vista comercial”, explica Zambrana.

Respecto a la cobertura de Internet en el ámbito rural sólo está disponible el acceso satelital. “Literalmente en cada metro cuadrado del país, se puede obtener una conexión a Internet por medio del Túpac Katari, por medio de una antena satelital”, explica.

En tanto, para el acceso a televisión satelital, se requiere de un kit satelital (antena y receptor o decodificador) para que el televisor reciba imágenes directamente del satélite. En el mercado, se encuentran tres opciones, una de ellas es la TV pago a través de Entel, la segunda es la TV pirata y la tercera es la televisión digital libre (FTA, free to air) que requiere de un kit satelital simple con un receptor sin capacidad de desencriptación.



BENEFICIOS

• Prestar servicios de telecomunicaciones a 3,3 millones de bolivianos que viven en el área rural y que carecen del acceso a Internet, telefonía móvil y televisión satelital.

• Contribuir al crecimiento de las industrias complementarias, tales como el desarrollo de software, la instalación de terminales de telecomunicaciones, telemedicina y teleeducación, su operación y mantenimiento.

• La infraestructura de telecomunicaciones del país se fortalecerá significativamente y se extenderá a todo el territorio.

• Incremento de la productividad en las áreas rurales.

• Está previsto que el satélite Túpac Katari cubra sus costos con la venta de sus servicios para evitar gastos nacionales que pueden ser invertidos en otras áreas.



LA ABE PREVÉ CONCLUIR EL PROYECTO A FINALES DE 2017

Proyecto para el segundo satélite está en fase preliminar

El presidente de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana, informa que la elaboración del proyecto para el lanzamiento de un segundo satélite se encuentra en la fase preliminar y se espera concluir a fines de 2017.

"Estamos en la fase preliminar del proyecto, iniciando nuestro trabajo. Esperamos completar los primeros estudios hacia fines de este año y concluir el proyecto en la siguiente gestión", indicó.

Zambrana explica que la ABE construye un satélite orientado a cumplir las metas de universalización de los servicios de telecomunicaciones de la agenda 2025.

Según Zambrana, una vez que se determine su factibilidad técnica y financiera, se requerirá de la aprobación de las autoridades nacionales para continuar sucesivamente con el proyecto a diseño final.

El Presidente de la ABE añade que posteriormente se trabajará en la gestión del financiamiento, y la contratación para la implementación. "Como todos los proyectos grandes, los procesos son largos y toman tiempo, por lo que es necesario empezar a trabajar en ellos en esta gestión", opina.

En anteriores declaraciones, el Presidente de la ABE sostuvo que entre 2019 y 2020 se podría consolidar el lanzamiento del segundo aparato, y que para ello se espera invertir casi 100 millones de dólares, en un satélite más moderno que el primero, con mayor capacidad y prestaciones, aunque será el proyecto a diseño final que defina el monto exacto de inversión.

En 2013, tras el lanzamiento del primer satélite boliviano, el presidente Evo Morales anunció desde China que existe la intención de construir otro satélite para el país, pero que éste sería de prospección. Morales dijo haber recibido información de que ese tipo de satélite se podría construir en 25 meses.

El Mandatario propuso que lleve el nombre de la heroína indígena "Bartolina Sisa" y añadió que era importante contar con tecnología de ese tipo para hacer "una radiografía a nuestro territorio" y conocer los recursos naturales con los que cuenta.

Brecha digital: Según el especialista en Telecomunicaciones Johnny Herrera Acebey, la brecha digital crece y no existen políticas que apoyen a los programas de educación en tecnología digital. Afirma que el Gobierno actual no desarrolla programas educativos que comprendan temas de tecnología digital, principalmente en el área rural.

Telesalud: Con más de 26.000 interconsultas a nivel nacional, el Proyecto Telesalud del Ministerio de Salud, ligado al satélite, está presente en los 339 municipios de Bolivia, con un total de 345 médicos como parte operativa del Proyecto. Actualmente, se encuentra en un proceso de evaluación a todos los médicos respecto a la información que generan, además de las consultas e interconsultas efectuadas en el marco del proyecto.

Teleeducación: La iniciativa fue asumida por el Ministerio de Educación y actualmente se utiliza para que un boliviano en el exterior puede optar por educación en línea en su país y una persona del área rural podría acceder a educación en línea sin la necesidad de trasladarse largas distancias. Para la implementación del programa de educación a distancia, se capacitaron a personas que radican en países como España, Argentina y Brasil.

Telecomunicación: La conexión con el satélite permitió ampliar la cobertura del Internet y telefonía móvil a las regiones más alejadas del país, aunque la cobertura total es una meta aún lejana.

Se implementaron más de mil telecentros, cuyo objetivo principal es brindar telefonía móvil a bajos costos en el área rural. Sin embargo, según algunos expertos, no se puede explotar este recurso por la falta de educación digital.

Medios: Los medios de comunicación acceden a los servicios satelitales para realizar grandes trasmisiones en vivo. En cuanto a la radio y la televisión, a través del satélite se logró la universalización de estos servicios, porque el satélite entrega decenas de canales de televisión y emisoras de radio, en formato digital libre y gratuito, a los que se puede acceder por medio de un kit satelital (antena+receptor).


miércoles, 24 de agosto de 2016

Satélite Túpac Katari cubrió el 13% de su inversión en 2 años

A casi tres años de su lanzamiento y a dos años y cuatro meses de haber iniciado operaciones comerciales, el satélite Túpac Katari recuperó el 13,6 por ciento de los casi 300 millones de dólares invertidos en su construcción.

En cuanto a los servicios para los ciudadanos, la Agencia Boliviana Espacial (ABE) informa que la cobertura es casi total, pero que son los ciudadanos interesados y empresas clientes los que deben conectarse a través de una antena satelital para el caso de Internet, y un kit específico para la TV satelital.

En marzo de 2014, a tres meses del lanzamiento, el presidente de la ABE, Iván Zambrana, calculaba 14 años para recuperar la inversión que el Estado realizó en el satélite. Actualmente, se prevé generar una facturación anual superior a los 35 millones de dólares y una recaudación de 500 millones en 15 años.

Asimismo, la capacidad del satélite se halla a la fecha en 70 por ciento, y según Zambrana (mediante cuestionario respondido a este medio), se podría “colmar” la capacidad a fines del próximo año.

En más de dos años de operación comercial, el satélite facturó alrededor de 41 millones de dólares. “Los primeros meses la facturación empezó con cantidades más bien modestas y fue creciendo hasta superar los 2,15 millones de dólares en julio. Los montos mensuales de facturación seguirán creciendo hasta que se colme la capacidad del satélite”, explica Zambrana.

En 2015, la facturación llegó a 19 millones de dólares, lo que representa el 271 por ciento más de lo generado en 2014 cuando se registraron 7 millones. Este año se prevé superar los 25 millones. Zambrana asegura que “se están cumpliendo las previsiones financieras cuando se formuló el proyecto”.

Actualmente, el Túpac Katari cuenta con 27 clientes directos y una cifra no precisada de indirectos. Uno de los principales clientes es la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) que ocupa el 58 por ciento de la capacidad del satélite, según nota de prensa difundida por la compañía telefónica.

A principios de 2015, Viva contaba con 130 estaciones conectadas al satélite y Tigo gestionaba la compra de servicios.

Servicios

Aunque el satélite fue lanzado en 2013, el país aún no accede a cobertura total de telefonía móvil. Esa “es una meta aún lejana en todos los países del mundo; salvo rarísimas excepciones de países muy pequeños, con la tecnología actual, siempre van a existir áreas sin servicio, en zonas deshabitadas o poco habitadas, donde su disponibilidad no tiene sentido desde el punto de vista comercial”, explica Zambrana.

Respecto a la cobertura de Internet en el ámbito rural sólo está disponible el acceso satelital. “Literalmente en cada metro cuadrado del país, se puede obtener una conexión a Internet por medio del Túpac Katari, por medio de una antena satelital”, explica.

En tanto, para el acceso a televisión satelital, se requiere de un kit satelital (antena y receptor o decodificador) para que el televisor reciba imágenes directamente del satélite. En el mercado, se encuentran tres opciones, una de ellas es la TV pago a través de Entel, la segunda es la TV pirata y la tercera es la televisión digital libre (FTA, free to air) que requiere de un kit satelital simple con un receptor sin capacidad de desencriptación.



BENEFICIOS

• Prestar servicios de telecomunicaciones a 3,3 millones de bolivianos que viven en el área rural y que carecen del acceso a Internet, telefonía móvil y televisión satelital.

• Contribuir al crecimiento de las industrias complementarias, tales como el desarrollo de software, la instalación de terminales de telecomunicaciones, telemedicina y teleeducación, su operación y mantenimiento.

• La infraestructura de telecomunicaciones del país se fortalecerá significativamente y se extenderá a todo el territorio.

• Incremento de la productividad en las áreas rurales.

• Está previsto que el satélite Túpac Katari cubra sus costos con la venta de sus servicios para evitar gastos nacionales que pueden ser invertidos en otras áreas.



LA ABE PREVÉ CONCLUIR EL PROYECTO A FINALES DE 2017

Proyecto para el segundo satélite está en fase preliminar

El presidente de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana, informa que la elaboración del proyecto para el lanzamiento de un segundo satélite se encuentra en la fase preliminar y se espera concluir a fines de 2017.

"Estamos en la fase preliminar del proyecto, iniciando nuestro trabajo. Esperamos completar los primeros estudios hacia fines de este año y concluir el proyecto en la siguiente gestión", indicó.

Zambrana explica que la ABE construye un satélite orientado a cumplir las metas de universalización de los servicios de telecomunicaciones de la agenda 2025.

Según Zambrana, una vez que se determine su factibilidad técnica y financiera, se requerirá de la aprobación de las autoridades nacionales para continuar sucesivamente con el proyecto a diseño final.

El Presidente de la ABE añade que posteriormente se trabajará en la gestión del financiamiento, y la contratación para la implementación. "Como todos los proyectos grandes, los procesos son largos y toman tiempo, por lo que es necesario empezar a trabajar en ellos en esta gestión", opina.

En anteriores declaraciones, el Presidente de la ABE sostuvo que entre 2019 y 2020 se podría consolidar el lanzamiento del segundo aparato, y que para ello se espera invertir casi 100 millones de dólares, en un satélite más moderno que el primero, con mayor capacidad y prestaciones, aunque será el proyecto a diseño final que defina el monto exacto de inversión.

En 2013, tras el lanzamiento del primer satélite boliviano, el presidente Evo Morales anunció desde China que existe la intención de construir otro satélite para el país, pero que éste sería de prospección. Morales dijo haber recibido información de que ese tipo de satélite se podría construir en 25 meses.

El Mandatario propuso que lleve el nombre de la heroína indígena "Bartolina Sisa" y añadió que era importante contar con tecnología de ese tipo para hacer "una radiografía a nuestro territorio" y conocer los recursos naturales con los que cuenta.

Brecha digital: Según el especialista en Telecomunicaciones Johnny Herrera Acebey, la brecha digital crece y no existen políticas que apoyen a los programas de educación en tecnología digital. Afirma que el Gobierno actual no desarrolla programas educativos que comprendan temas de tecnología digital, principalmente en el área rural.

Telesalud: Con más de 26.000 interconsultas a nivel nacional, el Proyecto Telesalud del Ministerio de Salud, ligado al satélite, está presente en los 339 municipios de Bolivia, con un total de 345 médicos como parte operativa del Proyecto. Actualmente, se encuentra en un proceso de evaluación a todos los médicos respecto a la información que generan, además de las consultas e interconsultas efectuadas en el marco del proyecto.

Teleeducación: La iniciativa fue asumida por el Ministerio de Educación y actualmente se utiliza para que un boliviano en el exterior puede optar por educación en línea en su país y una persona del área rural podría acceder a educación en línea sin la necesidad de trasladarse largas distancias. Para la implementación del programa de educación a distancia, se capacitaron a personas que radican en países como España, Argentina y Brasil.

Telecomunicación: La conexión con el satélite permitió ampliar la cobertura del Internet y telefonía móvil a las regiones más alejadas del país, aunque la cobertura total es una meta aún lejana.

Se implementaron más de mil telecentros, cuyo objetivo principal es brindar telefonía móvil a bajos costos en el área rural. Sin embargo, según algunos expertos, no se puede explotar este recurso por la falta de educación digital.

Medios: Los medios de comunicación acceden a los servicios satelitales para realizar grandes trasmisiones en vivo. En cuanto a la radio y la televisión, a través del satélite se logró la universalización de estos servicios, porque el satélite entrega decenas de canales de televisión y emisoras de radio, en formato digital libre y gratuito, a los que se puede acceder por medio de un kit satelital (antena+receptor).


martes, 26 de julio de 2016

Video Ingenieros bolivianos capacitarán en el manejo del Tupac Katari

ABE trabaja en segundo satélite, más moderno que el Túpac Katari



El director de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana, informó el lunes que este año comenzó la elaboración de un proyecto que permitirá poner en órbita un segundo satélite de comunicaciones, más moderno y menos costoso que el Túpac Katari.

"Un satélite de comunicaciones de última tecnología, más moderno y más avanzado (que el Túpac Katari). Lo más probable es que cueste menos", informó Zambrana.

Según el Director de la ABE, el diseño del proyecto concluirá hasta fin de este año y en 2017 se prevé comenzar con los procesos de contratación, financiamiento y adjudicación del proyecto.

"Se está trabajando en ese proyecto, es un proyecto que se está iniciando esta gestión y llevará lo que queda del año en formularse y después de formulado recién se pasarán a las siguientes instancias, que son el proceso de contratación y la adjudicación del proyecto", puntualizó.

El 20 de diciembre de 2013, China lanzó el primer satélite boliviano de telecomunicaciones Túpac Katari, desde el centro de lanzamiento de Xichang.

El satélite Túpac Katari fue construido por la Corporación Industrial Gran Muralla con un costo aproximado de 302 millones de dólares, financiados 85% por un crédito del Banco de Desarrollo de China y 15% de contraparte del Estado boliviano.

Más moderno que el Túpac Katari Trabajan en un segundo satélite

El director de la Agencia Boliviana Espacial (ABE), Iván Zambrana, informó que este año comenzó la elaboración de un proyecto que permitirá poner en órbita un segundo satélite de comunicaciones, más moderno y menos costoso que el Túpac Katari.

"Un satélite de comunicaciones de última tecnología, más moderno y más avanzado. Lo más probable es que cueste menos", informó Zambrana.

Según el director de la ABE, el diseño del proyecto concluirá hasta fin de este año y en 2017 se prevé comenzar con los procesos de contratación, financiamiento y adjudicación del proyecto.

"Es un proyecto que se está iniciando esta gestión y llevará lo que queda del año en formularse y después de formulado recién se pasarán a las siguientes instancias, proceso de contratación y la adjudicación", puntualizó. / ABI

lunes, 27 de junio de 2016

Agencia Espacial gestiona su certificación de calidad

La Agencia Boliviana Espacial (ABE), que opera el satélite Túpac Katari, gestiona la certificación de calidad ISO-9001 que le otorgará a la entidad estatal una dimensión empresarial de carácter internacional.

El director ejecutivo de la ABE, Iván Zambrana, informó a Cambio que el trámite para la gestión de calidad de la institución se realiza ante el Instituto Boliviano de Normalización y Calidad (Ibnorca).

ISO (abreviatura en inglés) es la Organización Internacional de Normalización independiente conformada por los institutos nacionales de normalización de 162 países. Su objetivo es promover el desarrollo de normas internacionales de fabricación (tanto de productos como de servicios), comercio y comunicación para todas las ramas industriales. Bolivia es miembro de la ISO a través de Ibnorca.

De acuerdo con Zambrana, la norma ISO se aplica a empresas de cualquier campo de operación y se refiere a la manera de cómo la entidad controla la calidad de lo que realiza, que en el caso de la ABE está vinculado a los servicios de telecomunicación que presta el satélite boliviano Tupac Katari.

“Estamos en la última parte (del trámite) esperamos tener una auditoría dentro de unos tres meses y esto nos significaría la certificación (de calidad)”, manifestó Zambrana.

Desde abril de este año, profesionales bolivianos de la ABE asumieron el control del 100% de las operaciones del satélite Tupac Katari, luego de que técnicos chinos concluyeron los dos años de seguimiento al manejo del equipo de telecomunicaciones, orientado a brindar servicios de telefonía móvil en todo el territorio nacional, internet, televisión y radio.

El satélite fue construido por la empresa china Great Wall Industry Corporation y fue lanzado desde la base china de Xichang el 20 de diciembre de 2013, y en abril de 2014 entró en operación efectiva después de un período de pruebas técnicas. El proyecto demandó una inversión de $us 302 millones.

“Es un hecho concreto, hemos asimilado la tecnología y (ahora) nos movemos con autonomía en la operación de nuestro satélite”, destacó Zambrana.
El satélite ahora paga con sus recursos propios el crédito chino de $us 256,7 millones.